Piden Calma

coronavirus

La enfermedad, que ha dejado 213 muertos y casi 10,000 contagiados en el país asiático, llevó al Gobierno del presidente Donald Trump a prohibir el ingreso al país de los extranjeros que hayan visitado China en los últimos 14 días.



El congresista y las autoridades de salud del área de California donde se mantienen en cuarentena 195 estadounidenses evacuados de la ciudad china de Wuhan, epicentro del brote de coronavirus, hicieron un llamado este viernes a residentes de la zona a evitar el pánico.

Este viernes, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) impusieron una cuarentena de 14 días a 195 estadounidenses que fueron evacuados del país asiático y que llegaron el miércoles pasado al sur de California.

Los evacuados, entre ellos 10 niños, se mantienen desde ese día en la Base Aérea March en Riverside, ubicada a unas 65 millas (110 kilómetros) al este del centro de Los Ángeles.

El congresista Mark Takano, que representa la zona donde se encuentra la base, advirtió en un comunicado que su “principal preocupación es la salud y la seguridad de la comunidad, empleados y personal de la base”.

“Después de hablar con profesionales médicos, creo que esta orden de cuarentena ayudará a proteger a nuestra comunidad en el condado de Riverside y a los individuos repatriados, sus familias y sus comunidades”, expuso.

El congresista señaló que “para evitar el pánico y la información errónea”, ha pedido a los CDC que realicen una sesión pública para responder cualquier pregunta que la comunidad de Riverside pueda tener sobre el virus y los esfuerzos en curso para mitigar su propagación en el país.

En ese sentido, Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC consideró, durante una teleconferencia, que “si bien esta (la cuarentena) es una acción sin precedentes, se enfrenta una amenaza de salud pública sin precedentes”.

Según la funcionaria de salud, esta cuarentena representa la primera orden federal de este tipo en 50 años.

La enfermedad, que ha dejado 213 muertos y casi 10,000 contagiados en el país asiático, llevó al Gobierno del presidente Donald Trump a prohibir el ingreso al país de los extranjeros que hayan visitado China en los últimos 14 días, y declaró un emergencia pública por la propagación del coronavirus.

La medida para impedir la entrada de visitantes desde China esta en vigencia desde el domingo 2 de febrero.

En un comunicado, las autoridades de salud del Condado de Riverside dieron su pleno respaldo a la orden de cuarentena implementada este viernes.

“Los funcionarios del condado de Riverside continuarán trabajando en colaboración con representantes locales, estatales y federales para proteger la salud de los pasajeros que regresan, los residentes de la Base Aérea March y todos los miembros de la comunidad del condado”, añadieron.

El condado de Riverside tiene cerca de 2.4 millones de residentes, 49.6 % de ellos latinos, según datos del Censo.

En Estados Unidos, hasta el momento se han confirmado nueve casos del llamado coronavirus, dos en el sur de California.

El último dado a conocer el jueves, y que es el primero de contagio local, corresponde el esposo de la mujer de 60 años residente en Chicago que enfermó después de viajar en diciembre pasado a China.

En el comunicado Takano dijo que existe la posibilidad que la Base reciba en marzo otro grupo de evacuados desde Wuhan.