Los más consumidos

El alcohol es la sustancia más utilizada entre los jóvenes, seguido por la marihuana que por primera vez es la segunda sustancia más utilizada.



El alcohol y la marihuana son las sustancias más utilizadas entre los jóvenes, según datos revelados por agencias del gobierno.

En un comunicado se dijo que este año debemos unirnos a la conmemoración del Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y tráfico ilícito de Drogas, llamó la atención sobre este problema que afecta a los jóvenes, entre los que por vez primera las féminas consumen más alcohol que los varones.

La información se difunde ya que la Asamblea General de la ONU conmemora cada 26 de junio el Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas para reforzar la acción y la cooperación con el fin de alcanzar una sociedad libre del consumo de drogas.

“El alcohol es la sustancia más utilizada entre los jóvenes, seguido por la marihuana que por primera vez es la segunda sustancia más utilizada -12 %-, y el tabaco -9 %-”, señaló la directora ejecutiva de la Alianza, Katiana Pérez.

Dijo que los hallazgos se desprenden de la Consulta Juvenil de la Administración de Servicios de Salud y Contra la Adicción (ASSMCA) 2015-2017.

Esa encuesta reveló que el 45 % de los jóvenes entre séptimo y duodécimo grado han ingerido alcohol alguna vez en su vida.

Además, dio a conocer que dentro de ese grupo de edad el 47 % de las féminas consumieron alcohol, frente al 42 % de los varones.

“Es la primera vez que se registra más uso de alcohol en féminas que en varones”, subrayó Pérez. Un 16 % de los estudiantes de los grados séptimo a duodécimo dijo haber consumido otra sustancia aparte de alcohol, tabaco y marihuana, entre las cuales las más comunes fueron marihuana sintética (5 %), pastillas no recetadas (4 %) e inhalantes (4 %).

“El desarrollo del cerebro se extiende hasta los 25 años de edad. Está científicamente comprobado que la exposición al alcohol desde temprana edad provoca daños serios al cerebro, afecta los procesos cognitivos y aumenta la probabilidad de desarrollar dependencia a sustancias más adelante en la vida”, indicó Pérez.

“La última parte del cerebro que se desarrolla y que más se afecta por el uso de alcohol es el lóbulo frontal, que se encarga del control de los impulsos y emociones, de la toma de decisiones, de la motivación y de los procesos de planificación y socialización”, explicó la directora ejecutiva de la Alianza.

“En la Alianza evaluamos constantemente nuestras estrategias para poder ofrecer una respuesta proporcional a la magnitud del problema y cumplir con nuestra misión de promover experiencias de transformación social y de prevención de uso y abuso de sustancias controladas”, dijo por su parte la presidenta de la junta de directores de la organización, Margarita Millán.

“Las estadísticas confirman que el enfoque basado en la prevención tiene resultados positivos. Gracias a prácticas basadas en evidencia comoCheck ID y la campaña educativa Cumplo con Ellos, se ha logrado que comerciantes que venden alcohol sean más rigurosos al momento de una venta y evitar que adultos les compren alcohol a menores”, destacó.