La violencia doméstica es un asunto de tener el poder y control sobre la víctima, por tanto es importante estar consciente que nos podrían estar vigilando a través de nuestros celulares, computadoras y correos electrónicos.
En estas fiestas navideñas en que muchas veces el alcohol abunda, pese a que son unas fechas de recogimiento entre las amistades y familiares, también son días donde más mujeres sufren agresión física, verbal o psicológica.
En esta oportunidad conversamos con la experta en salud mental Celia Laguna, sobre las señales de riesgo, la prevención y la importancia de denunciar los abusos.
Es importante que pese a lo doloroso que pueda ser para la familia conocer este tipo de noticias, debemos siempre respetar las decisiones, controlar nuestras emociones y saber conversar con ellos como aconseja la experta en salud mental Celia Laguna a través de nuestros medios de comunicación tiene como intención educar, prevenir y orientar, para evitar convertirnos en nuevas víctimas de la violencia doméstica.
Nuestra invitada, Celia Laguna, con amplia experiencia trabajando y brindando servicios a las víctimas de violencia doméstica y de abuso sexual, nos aclara que en estas fechas en que se promueve la armonía, perdón y felicidad por las fiestas de navidad y año nuevo, el exceso de alcohol y drogas aumenta el riesgo de violencia doméstica en los hogares.
“Lamentablemente en nuestras comunidades, se acostumbra mucho a beber alcohol, y el consumo en exceso ayuda a incrementar la falta de control y valentía de los agresores para sacar temas que a veces se tienen ocultos”, comenta.
Esta situación se presenta, porque hay muchas familias que hace años o meses no están bien, tienen conflictos familiares que se acrecientan en esta época pasando por una de sus crisis más fuertes. Por eso recomendamos a quienes están pasando por estos desacuerdos que trabajen en aprender a prevenirlos.
“Las estadísticas nos hablan que en este mes de diciembre bajan los llamados de auxilio y emergencia, pero a partir de enero se incrementan todos los reportes por los abusos que se han sufrido durante estas dos festividades importantes de fin de año”, argumentó desde su experiencia la especialista.
SEÑALES DE RIESGO
La especialista Celia Laguna ante la pregunta ¿cuáles serían las señales de riesgo que enfrentan las víctimas de violencia doméstica?, Nos responde que hay muchas señales a las que debe estar uno atento, como por ejemplo, cuando la pareja empieza a sentir celos a los amigos, de los familiares, o no quieren reunirse con ciertas personas en la casa, eso ya trae bastante conflicto.
“Por celos. Cuando hay aislamiento de la otra persona, cuando muchas veces se les olvida reunirse, salir, comprar, el exceso en este comportamiento es una señal que tenemos que mirar”, explica
Otra de las señales es el control del acceso al dinero. Muchas de las veces les quitan el cheque o damos poco dinero para las necesidades del hogar. También es una señal cuando por cualquier cosa se hacen críticas, ofensas, o cuando todo le parece mal.
“Se siente el ambiente muy pesado entre la relación, se empieza a ofender a la familia, ofender directamente a la víctima. Todas esas son señales. También se amenaza con quitar a los hijos, amenazar con dejar a la familia, amenazar a veces con quitar la vida. Recordemos que estas son banderas rojas de conflicto, de problemas y es una parte muy importante hacer caso a estas señales”, recomienda Laguna.
La especialista hace hincapié en que cuando el agresor está con todo el poder y todo el control sobre la víctima esta se hace más vulnerable y muchas de las veces no sabe qué hacer, por eso es importante estar atentos a estas señales. Si estamos pasando por alguna de estas situaciones es importante tener teléfonos de las organizaciones que pueden ayudar en caso de emergencia o también el 911.
CÓMO PREVENIR
Como una manera de evitar el incremento de los casos de violencia doméstica, aparte de identificar las señales de alerta, es saber cómo prevenir la agresión, como actuar en caso suceda, y que hacer para recibir la protección debida.
“Debemos tener precaución. Debemos tener un plan porque cuando la víctima intenta alejarse de la situación de la violencia doméstica esto puede volverse más peligroso aún”, señala la especialista Celia Laguna.
Entre sus recomendaciones figura el hacer una cita con el médico y la víctima puede ahí reportarlo para que éste llame a la policía o alguien de un refugio. En un momento dado puede salir de su casa junto a sus hijos e irse a la casa de su mamá o casa de su hermana, pero teniendo la seguridad y el apoyo de no causar otro problema. “Hay que tener cuidado porque el agresor va a ir a la casa de su familia, va a crear un caos o el agresor puede poner una demanda por rapto de los hijos, sin consentimiento del padre. Por eso debemos prevenir reportando a la policía de su localidad, avisar que va a estar en una dirección localizada con sus hijos y que se está saliendo por seguridad de usted y de sus hijos. La policía no le va a decir nada al agresor porque todo es confidencial y de esa manera también usted va a estar protegida o protegido”, señala.
Otra manera de prevenir la violencia doméstica es hacer una denuncia previa, hacerlo y no retractarse, porque si no lo hacemos bien, las consecuencias pueden ser más fuertes para la misma víctima y para los niños también.
En estos días de festividades navideñas, nuestra especialista nos recomienda reflexionar y conversar los temas pendientes con el agresor, preparar su ambiente, ser creativos, tener el control del alcohol, sí vamos a tener una reunión, tener cuidado sobre los temas que vamos a hablar y evitar los desacuerdos.
“El primer paso es buscar la ayuda, tratar de no consumir alcohol puesto que puede realmente mover mis emociones, y siempre pensando en la familia, que es un momento de poder estar ahí junto con ellos”, concluye.

Este artículo es parte del proyecto periodístico sobre la Violencia Doméstica en la comunidad latina y cuenta con el apoyo y generosidad de Blue Shield of California Foundation.