Con el compromiso de mantener segura a la comunidad, el Departamento de Policía de Oxnard quiere recordarle al público los peligros de conducir bajo los efectos del alcohol y celebrar la temporada navideña de manera responsable al no conducir bajo la influencia.
Desde el 14 de diciembre hasta el día de Año Nuevo, el Departamento de Policía de Oxnard tendrá oficiales adicionales patrullando en busca de conductores sospechosos de estar bajo la influencia del alcohol y/o las drogas. El esfuerzo de cumplimiento adicional es parte de una campaña nacional, Drive Sober or Get Pulled Over, con el objetivo de detener a los conductores sospechosos que ponen en riesgo a otros en la carretera.
Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), 11,654 personas murieron en accidentes automovilísticos en todo el país en 2020 que involucraron a un conductor bajo los efectos del alcohol, o una persona cada 45 minutos.
El Departamento de Policía de Oxnard alienta a todos a quedarse en casa por la noche o tener un plan de juego de “ir con seguridad” al programar un viaje o designar a un conductor sobrio si planea consumir alcohol.
La conducción bajo los efectos del alcohol no es solo. La marihuana, los medicamentos recetados o los medicamentos de venta libre también pueden afectar. Investigue y comprenda cómo ciertas drogas pueden afectar su capacidad para conducir.
La financiación de este programa proviene de una subvención de la Oficina de Seguridad Vial de California a través de la Administración Nacional de Seguridad Vial en las Carreteras.