Si bien la temporada de fiestas de fin de año, es un momento maravilloso para disfrutar de las celebraciones y tradiciones con los seres queridos, también puede ser un momento de gran estrés y decepción para quienes cuidan a un ser querido con demencia.
Para celebrar bien las fiestas, es importante que los cuidadores ajusten las expectativas y se preparen con anticipación.
Al hacer planes, considere lo que será más cómodo y placentero para la persona que vive con demencia, teniendo en cuenta la seguridad. Mantenga la rutina normal de la persona tanto como sea posible, para que los preparativos para las festividades no se vuelvan perturbadores o confusos.
Organice una discusión grupal por teléfono, videollamada, mensaje de texto o correo electrónico para familiares y amigos para discutir las celebraciones navideñas con anticipación. Asegúrese de que todos entiendan su situación y las precauciones de seguridad que está tomando para mantener saludable a su ser querido.
Algunas personas que viven con la enfermedad de Alzheimer durante la tarde, pueden sentirse confundidas o agitadas por las noches. Considere celebrar más temprano en el día para evitar esto.
Comunique expectativas realistas sobre lo que puede y no puede hacer. A veces, esto puede crear una sensación de pérdida si tiene que renunciar a un papel que siempre tuvo, como ser el anfitrión o hacer el pastel de calabaza, pero piense en ello como una oportunidad para que otro miembro de la familia comience una nueva tradición.
Date permiso para hacer solo lo que puedas hacer de manera razonable y segura; esto puede significar reuniones mucho más pequeñas e informales, si es que lo haces.
Concéntrese en las cosas que le brindan felicidad y deje de lado las actividades que parecen abrumadoras, estresantes o demasiado riesgosas. Asumir demasiadas tareas puede desgastarte.
Si le preocupa el COVID-19 o la gripe, o si la persona que vive con demencia se siente fácilmente abrumada por la interacción social, adapte la entrega de regalos y pídales a las personas que envíen obsequios por correo en lugar de entregarlos en persona. Abrir regalos a través de una videollamada o una llamada telefónica todavía puede sentirse muy personal.
Navegar por esta época del año puede ser abrumador o difícil como cuidador, pero es importante recordar que aún puede ser un momento de alegría y magia navideña. Concéntrese en desarrollar tradiciones y recuerdos, y experimente con nuevas tradiciones que puedan ser menos estresantes o que se ajusten mejor a su situación actual.
La línea de ayuda 24/7 de la Asociación de Alzheimer está disponible en todo momento para brindar asesoramiento y apoyo. El Capítulo de la Costa Central de California ofrece consultas de atención gratuitas, clases de educación y grupos de apoyo en inglés y español. Su oficina de Ventura está ubicada en 2580 E Main Street #201.