En los últimos años, la ciudad de Oxnard ha trabajado en varios proyectos, desde embellecimiento, restauración, hasta brindar refugio a la población indigente. El administrador de la ciudad de Oxnard, Alex Nguyen, fue designado a su puesto actual en 2018 y siente que la ciudad ha recorrido un largo camino desde entonces, física, financieramente y más.

El administrador de la ciudad de Oxnard, Alex Nguyen.

Nguyen describe su tiempo en el cargo hasta ahora como emocionante, difícil y estimulante. Él dice que uno de los proyectos más importantes que se ha completado durante su tiempo en su cargo, es enderezar la gestión financiera de la ciudad.

“Ahora tenemos estabilidad financiera y creo que eso es lo más importante en términos de tener la línea de base para brindar servicios y programas a la comunidad”, dijo Nguyen al periódico VIDA.

Cuando Nguyen habla de la estabilidad financiera de Oxnard, se refiere a la cuenta bancaria de la ciudad y cómo se administra.

“Que la comunidad nos confíe con la Medida E contribuye mucho en brindarnos la capacidad de avanzar”, dijo Nguyen. “Los votantes que nos confiaron con la Medida E fue simplemente increíble en el camino para esta comunidad. Si no hubiera sido por eso, seguiríamos teniendo un déficit estructural, seguiríamos recortando programas y servicios y la ciudad seguiría deteriorándose”.

Nguyen mencionó que la ciudad ha trabajado en su apariencia asegurándose de que se poden los árboles, mejorando los parques y áreas verdes, pavimentando las calles y tapando los baches.

“También comenzamos a arreglar los callejones, los callejones de esta ciudad no se habían tocado en décadas. Entonces, hay mucho que hacer”, dijo Nguyen al periódico VIDA. “Hemos podido restaurar más programas para jóvenes y personas mayores; todo se trata de restauración”.

Otros proyectos de la ciudad de Oxnard por venir incluyen el Centro Acuático de Oxnard, un parque para patinar en La Colonia y un nuevo centro para personas mayores.

“Todos esos son proyectos emocionantes que se avecinan. Están por delante de nosotros en los próximos años y continuaremos haciendo que la ciudad se vea mejor… Tenemos algunos desafíos en la economía y el mundo que nos rodea hoy que creo que van a frenar ese progreso, pero la clave es que vamos a mantener el impulso hacia adelante”, dijo Nguyen.

Algunos de los desafíos que enfrenta Oxnard son la inflación, los costos de energía que han aumentado, la necesidad de más empleados y la pandemia.

“Por más tiempo que nos tardamos, más viejas se vuelven las cosas. Así que eso es un desafío. Siempre están en cualquier organización”, dijo Nguyen al periódico VIDA. “Uno [desafío] que encuentro más fascinante y desconcertante para mí es la llamada ‘gran renuncia’. Nos está costando mucho contratar personal en este momento”.

Otro problema que enfrenta Oxnard, como muchas otras ciudades del sur de California, es el aumento de la población indigente o sin hogar. Para abordar este asunto, la ciudad aprobó la construcción de un refugio para personas sin hogar en el centro de Oxnard el mes pasado.

“Ese proyecto en particular va muy bien. Vamos a tener la ceremonia de inicio de construcción a principios de este verano. Estoy muy feliz y orgulloso del progreso que ha logrado el personal”, dijo Nguyen. “Hemos hecho un gran progreso en Oxnard, pero aún queda mucho por hacer”.

Nguyen dice que refugiarse es un alivio temporal, no una solución. “Tenemos que conseguir varias formas de vivienda. Argumenté esto cuando llegué aquí por primera vez, y sigo discutiendo esto. La única solución para terminar con la falta de vivienda es la vivienda”.

Otros elementos que la ciudad de Oxnard ha tenido que asumir son las iniciativas impulsadas por el residente Aaron Starr, quien se postuló para el Concejo Municipal de Oxnard y para alcalde de la ciudad de Oxnard. Starr ha presionado por medidas que, según Nguyen, dañan a la comunidad. Esto incluye las Medidas M y N: la Medida M dictó cambios en la forma en que los cuerpos legislativos deben llevar a cabo sus reuniones y la Medida N indicó cómo se debe gastar un impuesto general una vez que se promulgue, lo que se consideró inválido (e ilegal).

“Durante el tiempo que Starr ha estado aquí, él no ha hecho nada positivo para la ciudad”, dijo Nguyen al periódico VIDA. “Si estudias las iniciativas, si las desglosas y lees la letra pequeña, en realidad es bastante antidemocrático”.

Aparte de las responsabilidades regulares de Nguyen y de los empleados de la Ciudad, a Nguyen le gustaría enfocarse en la educación de los residentes de la comunidad de Oxnard.

“Durante los próximos años, tengo otro enfoque que creo que es verdaderamente significativo. Creo que la clave para el futuro de Oxnard es el Oxnard College”, dijo Nguyen.

Aunque parte de las tareas de Nguyen incluye ayudar a mejorar los aspectos físicos de la ciudad (calles, parques, edificios, etc.), dice que en realidad no mejora la calidad de vida de la mayor parte de la comunidad.

“¿De qué sirven las calles perfectas si las familias luchan tan solo por vivir solo para sobrevivir? ¿De qué sirven las calles perfectas si las familias luchan para llegar a fin de mes y si ellos y sus hijos no tienen atención médica?, dijo Nguyen.

El administrador de la ciudad de Oxnard ha iniciado un proyecto en curso en asociación con el Oxnard College y la Cámara de Comercio llamado Oxnard Employee Pipeline.

“Estamos tratando de incorporar a los adultos que trabajan, incluso si solo toman algunas clases y capacitación adicional. No estoy sugiriendo que todos tengan que obtener un título… pero si reciben suficiente capacitación, para que sean competitivos para muchos de los trabajos que ya están aquí”, dijo Nguyen al periódico VIDA.

Nguyen también se comunicó con el Centro de Investigación de Estudios Chicanos de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA) para ayudar a determinar cuáles son las principales barreras para que las personas obtengan educación adicional. Este proyecto comenzará este verano.

Nguyen dice que hay muchos proyectos por delante y espera ver cómo se cristalizan todos.