Vicente Martínez poniéndole un mandil a su nietecito.

Este verano cumplió 31 años el negocio de Panadería Vanessa en Oxnard.

Sus dueños Vicente y Lilia Martínez son originarios de Copándaro en Michoacán, en México. Anteriormente trabajaron en los campos de Oxnard cuando se vinieron a los Estados Unidos a una edad muy joven.

Lilia dice que su esposo Vicente viene de una familia de panaderos de muchos años.

“Mi esposo viene de familia de panaderos,” dijo Lilia al Periódico VIDA. “En Michoacán su abuela y sus tíos tenían una pequeña panadería en el rancho.”

Vicente y Lilia decidieron abrir su propia panadería después de decidir que ya no querían trabajar en el campo.

“Ya estábamos cansados ​​de trabajar en el campo, era un trabajo pesado y dijimos, ‘si sabemos hacer pan, ¿por qué no intentamos abrir una panadería aquí?’”

Desde el día que abrieron el negocio hasta ahora, les ha ido muy bien a la familia Martínez con su panadería.

Lilia dice que el primer día que abrieron Panadería Vanessa, tenían casa llena. Lilia y

Vicente le había dicho a varios amigos, familiares y personas con las que trabajaban en el campo sobre la panadería.

Panadería Vanessa lleva el nombre de la segunda hija menor de Lilia y Vicente. La pareja tiene un total de 5 hijos, ahora todos adultos, y 9 nietos.

Los Martínez tienen ahora cuatro panaderías. Tres de ellas están en Oxnard y la cuarta está en Selma, CA.

Casi todos los hijos de Lilia y Vicente trabajaban o trabajan en alguna de sus panaderías, y también algunos de sus nietos.

Su nieto André Martínez, de 22 años, ha estado ayudando en la Panadería Vanessa desde que era un niño.

“Se siente bien trabajar aquí porque todos son familia,” dijo André al Periódico VIDA. “Disfrutamos ayudar [nuestra familia] y que nos enseñan el negocio de aquí.”

André dice que ha aprendido mucho trabajando en la panadería y aprecia la ética de trabajo de su abuelo.

“Mi abuelo es muy carismático con la gente que viene aquí y con la comunidad,” dijo André.

Vicente Martínez, de 25 años, es otro de los nietos de Vicente y Lilia que trabaja en Panadería Vanessa.

Vicente (nieto) dice que hay muchos latinos, específicamente mexicanos, en la comunidad que apoyan el negocio familiar.

“Ellos nos apoyan y nosotros los apoyamos,” dijo Vicente (nieto) al Periódico VIDA. “Vienen temprano y estamos aquí por ellos. Pueden conseguir su pan y café todas las mañanas y almorzar aquí. Muchos restaurantes no abren tan temprano, así que creo que es muy conveniente para ellos.”

Además de las comidas dulces y el pan calientito, Panadería Vanessa también vende tacos, burritos, tamales, menudo y más.

Vicente (nieto) siente que la panadería hace que muchos de sus clientes se sientan como en casa, ya que Panadería Vanessa es como las panaderías en México.

“Mantenemos viva la tradición. Cuando vienes aquí, probablemente te sientas que estas en un pequeño México,” dijo Vicente (nieto). “[Los clientes] se sienten bienvenidos aquí.”

Vicente (nieto) y André esperan tener su propio negocio algún día.

Vicente (nieto) y fueron ha Santa Clara High School en Oxnard, y Vicente (nieto) se graduó recientemente de la Universidad Estatal de California en Northridge con un título en ingeniería eléctrica.

Panadería Vanessa abre a las 4 a.m. todos los días y cierra a las 9 p.m. Su ubicación principal es 242 North A St. En Oxnard.