El pasado lunes 16 de agosto, aproximadamente a las 3:11 p.m., los oficiales del Departamento de Policía de Oxnard fueron enviados a un tiroteo en la cuadra 100 de West Juniper Street. Cuando llegaron, los agentes localizaron la escena del crimen, sin embargo, la víctima no estaba presente. Los oficiales finalmente localizaron a la víctima, un residente de Oxnard de 48 años de edad, en la cuadra 100 de West Iris Street. La víctima había sido apuñalada varias veces y fue trasladada a un hospital local en condición estable.

Los investigadores de la policía acudieron al lugar de los hechos, para ayudar con la investigación. Según la Policía de Oxnard, se determinó que el sospechoso se acercó a la víctima mientras la víctima estaba trabajando en su vehículo. Se alega que el sospechoso inició un ataque no provocado contra la víctima, apuñalándolo varias veces antes de huir. Los investigadores creen que la víctima se armó con un arma de fuego y cuando el sospechoso, que en ese momento había entrado en un vehículo, conducía hacia la víctima para atropellarla, la víctima comenzó a dispararle. Luego, el sospechoso golpeó a la víctima con el vehículo antes de huir de la escena.

Poco tiempo después, los oficiales fueron enviados a inspeccionar un vehículo sospechoso en el vecindario de Lemonwood en la ciudad de Oxnard. El vehículo tenía daños consistentes con estar involucrado en un tiroteo. Los oficiales pudieron ubicar al conductor en una casa en la cuadra 2200 de Joyce Drive. Se descubrió que el conductor era el sospechoso del incidente anterior. Fue identificado como Saúl Guerra-Salazar, residente de Oxnard de 26 años.

Salazar fue arrestado por intento de asesinato y trasladado a un hospital local por las lesiones sufridas durante el incidente inicial. Fue fichado en la cárcel del condado de Ventura por esos cargos. La investigación sigue en curso. Cualquier persona que tenga información sobre este incidente puede comunicarse con el detective Ricardo Vega al (805) 385-8291 o ricardo.vega@oxnardpd.org.