Los latinos conforman el sector de la población que proporcionalmente menos se ha vacunado en California, pues solo un tercio de esta comunidad ha recibido al menos una dosis del suero contra la covid-19, reveló este miércoles una investigación del periódico Los Angeles Times.

El análisis del rotativo encontraron que el 33 % de los residentes latinos han recibido al menos una dosis de la vacuna, los afroamericanos les siguen con un 34 %, mientras que el 50 % de los residentes blancos y el 60 % de los nativos de las islas estadounidenses del Pacífico.

La investigación también encontró que las personas que viven en las áreas más desfavorecidas de California también tienen menos probabilidades de haber recibido al menos una inyección.

Cerca del 39 % de los californianos que viven en las áreas más desfavorecidas del estado han recibido al menos una vacuna; por el contrario, el 62 % de los que viven en las zonas con mayores recursos ha sido vacunado al menos una vez.

Los latinos conforman la población más afectada por la pandemia en California, con el 55.8 % de los contagios el y 46.5 % de los decesos relacionados con la pandemia.

Hasta el momento, California tiene más de 14,675,443 residentes totalmente vacunados, lo que corresponde al 46.1 % de la población elegible.

Mientras, un total de 5,153,876 personas (16.2 %) han recibido solo una dosis, según datos estatales.

El análisis de los datos encontró que las tasas de vacunación en las zonas rurales del norte de California y del Valle Central se encuentran entre las peores tasas de vacunación.

El condado de Kings tienen una de las tasas más bajas del Valle de San Joaquín, con solo el 26 % de residentes que han recibido al menos una dosis.

En medio de la necesidad de avanzar en la vacunación, ciudades como Long Beach, en el condado de Los Ángeles, están alentando a sus residentes a vacunarse y para ello ofrecen boletos gratis para el Acuario del Pacífico a cualquiera que reciba su primera vacuna contra la covid-19.

“Vamos a hacer todo lo posible para animar a la gente a vacunarse, y eso incluye incentivos”, dijo el alcalde Robert García, al anunciar la medida esta semana.

García, de origen peruano, perdió a su mamá y a su padrastro tras haberse contagiado del virus, y está liderando la campaña para convencer a aquellos que aún dudan en la inmunización.