Un Tribunal de Enjuiciamiento dictó sentencia de 27 años y seis meses de cárcel contra un hombre, penalmente responsable del delito de homicidio calificado, registrado en junio de 2019, informó este la Fiscalía General de Justicia de la capital mexicana (Fgjcdmx).

La pena fue impuesta al sacerdote Francisco Javier Bautista Ávalos, por el asesinato del diácono y estudiante universitario Leonardo Avendaño, cuyo cuerpo fue hallado sin vida dentro de un automóvil en la alcaldía de Tlalpan, en el sur de Ciudad de México, el 12 de junio de 2019.

En un comunicado, la Fgjcdmx señaló que los elementos de prueba presentados por la institución fueron determinantes para que el citado tribuna dictara sentencia.

En tanto, la subprocuraduría de procesos informó que, en la audiencia de individualización de sanciones y reparación del daño, se determinó que el sentenciado deberá pagar 427,519 pesos (unos 21,200 dólares) “por los conceptos de reparación del daño, indemnización y gastos funerarios”.

Además, se estableció que no tendrá beneficios ni sustitutivos de la pena de prisión, al encontrarse culpable del delito de homicidio calificado.

El 20 de junio de 2019, la Fiscalía de la Ciudad de México anunció la captura del sacerdote como principal sospechoso del asesinato de Avendaño.

El sacerdote, Bautista Avalos, tenía 15 años como responsable de la parroquia a la que asistía el seminarista, señaló en aquel la entonces Procuraduría (actual Fiscalía) General de Justicia de la Ciudad de México.

De acuerdo con la investigación, la Fiscalía llegó hasta él porque antes de desaparecer, el seminarista le envió a su hermano un mensaje en el que la confirmaba que se reuniría con el sacerdote.

Dos días después el cuerpo de Leonardo Avendaño fue hallado con signos de tortura y asfixia dentro de un vehículo.

La próxima audiencia de lectura y explicación de la sentencia al sacerdote se llevará a cabo el 13 de abril.