El Departamento del Tesoro y el Servicio de Rentas Internas (IRS) anunciaron este miércoles la extensión de la fecha límite para presentar las declaraciones de impuestos de 2020, del habitual 15 de abril al 17 de mayo próximo.

La extensión, que se refiere solo a los impuestos federales sobre los ingresos y no a los gravámenes estatales, se aplica tanto a la presentación de impuestos como al pago de los mismos.

El IRS indicó que los contribuyentes que tienen adeudos no enfrentarán más multas o intereses si pagan antes del 17 de mayo. La nueva fecha límite también se aplica a las personas que pagan impuestos sobre el trabajo por cuenta propia.

Los contribuyentes que necesiten más tiempo después del 17 de mayo pueden solicitar una extensión hasta el 15 de octubre.

“Este sigue siendo un momento difícil para muchas personas, y el IRS quiere continuar haciendo todo lo posible para ayudar a los contribuyentes a enfrentar las circunstancias inusuales relacionadas con la pandemia (de covid-19), mientras trabaja en importantes responsabilidades de la administración tributaria”, dijo el comisionado del IRS, Chuck Rettig, en una declaración.

La agencia ya había extendido la fecha límite para la presentación de impuestos hasta el 15 de junio para personas en estados en los que hubo declaraciones de desastre, como Texas tras la tormenta invernal que afectó a millones de residentes.