La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés) alertó este lunes sobre un nuevo tipo de estafa telefónica a nivel nacional en la que personas se hacen pasar por agentes de esta agencia para robar información bancaria y otros datos.

La estafa comenzaría con una llamada con un mensaje pregrabado asegurando que “una caja de medicamentos y dinero a su nombre (nombre del residente) ha sido interceptado por las autoridades de CPB”, advierte un comunicado enviado por la agencia federal.

El mensaje le indica al residente que presione # 1 para hablar con un oficial o agente de CBP. Luego una persona al otro lado de la línea solicita la información bancaria de la víctima.

“Estas llamadas son estafas telefónicas”, recalcó CBP en su alerta a la comunidad.

“Se insta a los residentes a no proporcionar ninguna información a la persona que llama. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y CBP no solicitan dinero por teléfono”, ahonda en la advertencia la agencia.

Personas alrededor del país habrían advertido sobre la nueva modalidad.

Las autoridades fronterizas recomendaron a los residentes que reciban tales llamadas anotar el número y cualquier otro detalle pertinente sobre la llamada, colgar inmediatamente e informar el incidente a la Comisión Federal de Comercio en línea.

Las oficina de CBP en Detroit, en Michigan, informó hace semanas sobre este tipo de estafas telefónicas, que se habrían generalizando por todo el país.

“Estamos agradecidos por los residentes preocupados que se han comunicado con nosotros con esta información para que podamos informar a nuestra familia, amigos y comunidad de este intento delictivo”, dijo en un comunicado el director de operaciones de campo de CBP en Detroit, Christopher Perry.

“Me gustaría que todos recordaran si recibes una llamada que dice que son CBP y piden dinero solo cuelga”.