Un tornado sorprendió de madrugada a los residentes de una localidad costera de Carolina del Norte y mató a por lo menos tres personas e hirió a otras diez, además de provocar extensos daños en viviendas, informaron este martes las autoridades locales.

La misma tormenta invernal que azotó el lunes el sur y centro del país, con hielo y nieve, originó el tornado de Carolina del Norte que tocó tierra en la zona costera del estado y otro más que se formó en la localidad de Damascus, en el suroeste de Georgia, donde derribó techos y dejó al menos una persona herida.

El Servicio de Emergencia del condado de Brunswick señaló que la tormenta azotó principalmente la zona de Ocean Ridge Plantation, en Ocean Isle Beach, a unas 50 millas al sur de Wilmington, donde causó daños “significativos” a medio centenar de casas y dejó a miles de residentes sin electricidad.

Las autoridades reportaron que algunas personas quedaron atrapadas en escombros y que equipos de rescate fueron desplegados a la zona afectada desde tempranas horas de la madrugada para asistir a las víctimas.

“Al parecer un tornado tocó tierra hacia la medianoche. Hasta ahora hemos confirmado 10 heridos y tres muertos”, declaró Edward Conrow, director del servicio de emergencia del condado de Brunswick.

El gobernador del estado, Roy Cooper, calificó de “feroz” este tornado y ordenó el envío de ayuda estatal a la región para ayudar a los damnificados.

En la comunidad de Ocean Ridge Plantation, el tornado destruyó viviendas, derribó árboles y cables eléctricos y dejó las calles llenas de escombros.

“Esto es algo que nunca había visto. Va a ser un largo proceso de recuperación”, dijo el alguacil del condado de Brunswick, John Ingram, en una rueda de prensa.

Las autoridades dijeron que al menos 12,000 residentes del condado se encontraban esta mañana sin electricidad.

Ante la emergencia, el sistema escolar de Brunswick anunció que suspende las clases del martes en todas las escuelas de la zona.