John Zaragoza terminó un trabajo y comenzó otro el martes cuando pasó de supervisor del condado de Ventura a alcalde de Oxnard en cuestión de horas.
Después de que sus compañeros supervisores se despidieran de él en la reunión de la Junta de Supervisores, Zaragoza juró como el tercer alcalde latino de Oxnard en la última reunión del año del consejo municipal de Oxnard.

En sentido figurado, Zaragoza recibió el mazo vía Zoom (las reuniones se realizan por teleconferencia debido a la pandemia del COVID-19) después de otra ronda de despedidas para los funcionarios de Oxnard que se retiran.

El tesorero de la ciudad, Philip Molina, tuvo que ser telefoneado a su casa para jurar remotamente a Zaragoza después de que residentes y funcionarios de la ciudad pasaran dos horas y media deseando lo mejor a Tim Flynn y Carmen Ramírez.

Los concejales reelegidos tomaron posesión: Oscar Madrigal, Vianey Lopez y Bryan MacDonald. Rose Chaparro es la nueva secretaria municipal y Molina fue reelegida tesorera. El consejo votó para convertir a MacDonald en el alcalde provisional, reemplazando cuando Zaragoza está ausente. El consejo tendrá que decidir si realizar una elección especial para reemplazar a Carmen Ramírez o nombrar a alguien para que termine su mandato, que finaliza en 2022.

Flynn es el alcalde saliente y Ramírez ocupa el lugar de Zaragoza como Supervisor de Distrito 5, en representación de Oxnard y los vecindarios circundantes.
Zaragoza estableció de inmediato una de sus prioridades, al abordar las quejas la gente sobre el estado general de las calles y callejones de Oxnard. A medida que la reunión continuaba pasada la medianoche, el consejo abordó el tema de los vendedores sin permisos y votó para volver a plantear el asunto en una reunión posterior.

Al instar a los residentes a enorgullecerse más de sus vecindarios barriendo las aceras y limpiando los callejones, los comentarios iniciales de Zaragoza se hicieron eco de los que hizo al periódico VIDA, en una entrevista telefónica anterior. “Una de las cosas que estoy viendo es limpiar la ciudad tanto como podamos”, dijo Zaragoza. “Maleza y demás”.

Zaragoza también destacó el presupuesto de la ciudad y la mejora de la infraestructura como objetivos, “reponer recursos, luego ver nuestros parques, trabajar con los jóvenes”.

El nuevo alcalde dijo que quiere encontrar fondos para el PAC y el Museo Carnegie. El PAC y el museo se han visto amenazados por la crisis presupuestaria de la ciudad. “Otra cosa que creo que es realmente importante son los programas de capacitación para mejorar el nivel de vida”, dijo Zaragoza. Lograr esos objetivos requerirá desarrollar un plan estratégico con el ayuntamiento, dijo Zaragoza. “Probablemente alrededor de un plan de cuatro a cinco años, vaya del punto A al punto B”, dijo Zaragoza, nada de lo que el dinero recaudado por los votantes de impuestos sobre las ventas aprobado en noviembre será crítico.
Zaragoza observó que otro referéndum aprobado en noviembre, que impide que la ciudad use el dinero de los impuestos sobre las ventas para cualquier cosa que no sean reparaciones de calles, es un posible obstáculo para hacer las cosas.

El dinero recaudado por un impuesto a las ventas anterior, la Medida O, debe usarse para completar las reparaciones de las calles antes de que la ciudad pueda usar el dinero recaudado por el nuevo impuesto a las ventas, la Medida E, para cualquier otra cosa.
“No creo que sea prudente porque ese dinero es para los próximos 10 años”, dijo Zaragoza.

Anteriormente en la reunión de la Junta de Supervisores, Zaragoza recibió una presentación de despedida destacando sus 12 años de servicio al Condado de Ventura y sus residentes. La presentación del video contó con fotos de Zaragoza y el Jefe de Policía retirado Scott Whitney, con escolares y líderes laborales; y con funcionarios públicos en ceremonias y cenas de inauguración.

Cuando los supervisores aprobaron una resolución reconociendo el servicio comunitario de Zaragoza, la presidenta de la junta, Kelly Long, señaló que hay “una lista tan enorme de todas las razones por las que incluimos la resolución, que no podemos leerlas todas”.

La junta votó unánimemente para nombrar el centro comunitario de Nyeland Acres del condado, que Zaragoza encabezó, el Centro y parque comunitario John C. Zaragoza Nyeland Acres del condado de Ventura.

Zaragoza fue supervisor del condado desde 2008 hasta este año, cuando por razones de limites de veces que se puede reelegir tuvo que dejar el cargo. Antes de eso, fue miembro del consejo de la ciudad de Oxnard de 1996 a 2004.

Después de derrotar al supervisor John Flynn, sentó un precedente como el segundo supervisor latino en la historia del condado. El primero fue Adolfo Camarillo, quien fue supervisor desde 1906-14.

También, es el tercer alcalde hispano de Oxnard. Los dos primeros fueron Salvator Sánchez Jr., alcalde de 1970-71, y Manuel López, de 1992-2004.