Oxnard Police Chief Scott Whitney.

El jefe de policía de Oxnard, Scott Whitney, anunció que se jubilará a finales de año. Whitney ha sido jefe de policía desde 2016. Su último día será el 28 de diciembre de presente año.

Whitney, de 55 años, dijo al periódico VIDA que había decidido retirarse después de más de 30 años en la aplicación de la ley para pasar más tiempo con su familia.

“Las demandas de un jefe de policía, si vas a ser un buen jefe, toma mucho tiempo”, dijo Whitney.

“Hablé con mi familia y me comprometí a que no sería para siempre”, dijo Whitney, y agregó: “Había logrado las cosas que me propuse hacer dentro del departamento de policía”.

Entre los logros que cita Whitney está la reducción de la delincuencia en Oxnard durante cuatro años seguidos, gracias al énfasis en la prevención de la delincuencia y la seguridad pública, sobre todo dentro de la comunidad hispana.

Whitney dijo que la tasa de criminalidad más baja se debe en gran parte a las mejores relaciones con la comunidad.

“Comenzamos a enviar oficiales a todos los consejos vecinales, fue una buena manera de averiguar cuáles son sus desafíos y sus probelmas”, dijo Whitney. “Obtuvimos información y compartimos información”.

Otra razón para la reducción de la tasa de criminalidad es que el departamento de policía ha hecho un mayor esfuerzo para trabajar con los delincuentes juveniles para evitar problemas, dijo Whitney. “Nos conectamos con ellos en las instalaciones para menores”, explicó Whitney.

Whitney fue nombrado jefe de policía en 2016 después de que Jeri Williams se fuera para convertirse en jefa de policía en Phoenix, AZ.

Después de que Greg Nyhoff se fuera en 2017 para convertirse en administrador de la ciudad de Vallejo, Whitney se duplicó en su trabajo como administrador de la ciudad hasta que Alex Nguyen fue contratado en 2018.

Nacido y criado en Oxnard, Whitney dijo que el entorno en el que trabaja el departamento de policía ha cambiado sustancialmente desde que comenzó con él hace 30 años.

“Cuando comencé en 1990, la delincuencia era probablemente dos tercios más alta de lo que es ahora”, dijo Whitney. “Hacemos menos arrestos”.

El departamento ahora interactúa con la comunidad a través de las redes sociales, y el número de llamadas al departamento de policía con respecto a la población indigente de Oxnard se ha disparado.

“Hay más demanda de la policía para tratar con las personas indigentes”, dijo Whitney. “No hay suficiente red de seguridad para las personas indigentes y los enfermos mentales”.

No obstante, el departamento ha mejorado su capacidad para manejar situaciones que involucran a personas que tienen una crisis de salud mental, dijo Whitney. “Usamos la desescalada mucho más que hace 30 años”, dijo Whitney al periódico VIDA.

Whitney dijo que, a propósito, no está haciendo ningún plan definitivo para lo que hará cuando se jubile. “Básicamente, solo quiero tomarme un buen descanso, creo que después de un par de meses tendré una mejor idea”, dijo Whitney. “Todavía tengo pasión por ayudar a las personas, por ayudar a los más necesitados y por Oxnard.