El fiscal de distrito del condado de Ventura, Gregory D. Totten, anunció que Alexis Ramírez, un residente de Oxnard de 30 años de edad, se declaró culpable del asesinato en segundo grado con un cuchillo y en beneficio de una pandilla el 17 de enero de 2009, de Alfredo Vargas, también de Oxnard.
En la noche del 17 de enero de 2009, Ramírez y un grupo de pandilleros se armaron con cuchillos y pistolas y atacaron a un grupo que erróneamente creían que fueron corridos por una pandilla rival en la Ciudad de Oxnard.

De hecho, la fiesta era para el primer cumpleaños de una niña. Sin impórtales la presencia de niños, Ramírez y sus secuaces atacaron a los adultos que estaban en la fiesta y apuñalaron a múltiples víctimas, incluido Alfredo Vargas, quien murió a causa de sus heridas. En 2013, después de una extensa investigación realizada por la Policía de Oxnard, Ramírez y varios de sus cómplices fueron arrestados y acusados por su participación en el ataque.


Ramírez será sentenciado el 5 de agosto de 2020 a la 1:30 p.m. en la sala 14 del Tribunal Superior del Condado de Ventura. Se espera que sea sentenciado a dieciséis años a cadena perpetua.