Aumenta violencia doméstica mucho

El confinamiento que obliga la crisis desatada por la pandemia del coronavirus hizo sonar las alarmas en las personas que están en una relación abusiva y, de hecho, a medida que las ciudades empezaron a quedar cerradas las denuncias de violencia doméstica se dispararon.
En Seattle, una de las primeras ciudades de Estados Unidos en reportar casos, la policía informó de un aumento del 21% en las estadísticas de violencia doméstica para ese primer mes de contagios, según señaló la red de Clínicas Mayo.
“Muchos de nosotros entendemos lo increíblemente estresante que puede ser estar en nuestra casa todo el tiempo. Y cuando lo unes con una persona que ya está en una relación abusiva, ya sea emocional, física, mental, financiera, vemos un aumento de los factores estresantes que probablemente causarán más abuso”, dijo Amanda Kubista-Owen, trabajadora social de la Clínica Mayo.
Señaló que el financiero o económico es otra forma de abuso que es especialmente difícil, más en estos momentos en que muchas familias están experimentando estrés financiero debido a los despidos y recortes.
“A menudo, la persona que está siendo abusada, sus finanzas están restringidas. No se les permite trabajar, o si están trabajando, tal vez les quiten su dinero de inmediato. Y ahora, cuando observan una situación en la que muchas personas están desempleados, muchas personas no tienen ningún tipo de ingreso, verás que esos factores estresantes aumentan” añadió la especialista.
Un aumento en el estrés, según indicó esta trabajadora social, provoca a su vez un aumento de casos de abuso, ya sea económico o físico. “Todo simplemente brota y a veces verás que sale de muchas maneras”, dijo.
Dentro de las recomendaciones para personas que se encuentren en riesgo, la red de Clínicas Mayo enfatiza la importancia de desarrollar un plan de seguridad, el cual debe incluir el tener a mano los contactos de los servicios locales sobre violencia doméstica y agresión sexual, y, si es posible, un teléfono celular oculto para emergencias.
Los especialistas sugieren también que a ser posible un vecino de confianza conozca la situación y desarrollar un código de comunicación.
De igual modo, obtener un juego adicional de llaves de la casa y el automóvil, preparar una estrategia de salida y una bolsa con ropa y artículos de limpieza, y portar medicamentos, identificación y certificado de nacimiento.
“Si sabes que una persona tiene un historial de estar dentro de una relación abusiva, o actualmente está en una, lo mejor que puedes hacer es escucharla”, dijo Kubista Owen. “No le des un ultimátum, eso incluso aisla aún más a esa persona. Escucha primero”, añadió.